A la flaca le doy su biberón todas las noches para que se trague toda la leche antes de dormir.

Mexicanas 197 Visitas

Mi flaca quiere quedar aún más buenota y desde hace unas semanas va al gym para poner su culo más firme y paradito para que rebote chingón cuando se la estoy ensartando de a perrito. Para ayudarla le doy a beber leche calientita y recién ordeñada, que mi morra no desperdicia porque le encanta su sabor. Se aferra bien fuerte a su biberón y succiona como toda una putita golosa, desesperada por su néctar saladito. Me acaricia los huevos y también se los mete a la boca con tal de que me corra en sus labios.

Pero a mí me gusta verla desesperada por más verga, y con mucho esfuerzo aguanto para no correrme y tener chance de serrucharle la rajita hermosa que se carga y ver como rebotan sus tetas sabrosas de un lado a otro mientras me la ensarto. Me excita muchísimo escucharla gemir de placer y verla chorrearse con mi palo adentro. Es todo lo que necesito para poder venirme a lechazos también, le saco el fierro de la panocha y se lo pongo en la boca para que trague todos mis mecos, pero a veces es demasiada la lefada y la pobrecita se atraganta.

Comentarios