Recibiendo el año con un rico anal hacia mi esposa, la muy puta ya es adicta a comer mi verga con su cola.

Mexicanas 30 Visitas

Mi esposa sabe como realmente recibir el año nuevo, esta vez lo hace como mejor lo sabe hacer, dejándome penetrarla por su enorme cola, desde que probo la verga por primera vez por atrás quedo fascinada, en ningún momento se quejo de dolor, solo gemía de placer, ahora que ya es experta busca cosas más grandes para meterse por la cola, ya que una verga ya no le es suficiente.

En esta ocasión me dejo que me la zampe mientras se metía un dildo enorme y grueso, vean como le entra con facilidad por su culito, y otra cosa importante es que no le gusta el lubricante, le gusta metérselo en seco, sin duda es una maldita puta que no busca como saciar su deseo sexual de vergas.

Comentarios