9 junio, 2019

A pesar del paso del tiempo, mi esposa más puta que antes

Ella ha decidido entregarse a sus necesidades onanistas dado que yo me la paso chambeando, día, tarde y noche, aunque cuando tengo tiempo le doy verga hasta que se sienta satisfecha, hasta el empacho, ella ha encontrado en la masturbación una vía de escape a la sensación de soledad que en ocasiones la embarga, han pasado ya algunos años desde que estamos juntos y su culo comienza a mostrar señales de las cogidas salvajes que le he dado.

Ella me sigue amando, es lo bueno porque sé de amigos que tengo y que no han durado mucho, pero tenemos comunicación, hace poco me la cogí y quise meterle la mano hasta el codo con la panocha, pero ella me dijo que no, a pesar de lo puta que pueda verse… tiene sus límites, pero la neta de resto ella hace de todo.