5 abril, 2017

Acompañando a la vecina en sus momentos de intimidad, todavía coge rico la vieja!

Tal vez muchos de ustedes tengan alguna vecinita parecida, con buen kilometraje en su haber y probablemente el marido ausente de forma indeterminada, este tipo de viejas siempre está dispuesta a nuevas aventuras y cómo no iba a ser así si su panocha todavía pide pito pero por esas cosas de la vida la soledad se ha apoderado de sus vidas, en este caso en particular pensé que lo mejor era darle un poco de compañía y en efecto, ella estaba dispuesta a todo, se encueró en un santiamén y ni qué decir de las veces que me pidió verga la vieja, aunque siempre posando bien puta para la foto pero sus ganas de ser penetrada siempre eran más, hay que darle crédito pues todavía se mueve bien y esas chichis son todo un placer para el paladar!