9 octubre, 2018

Amo a esta chaparrita y adicta a la putería

Sí sé que puede sonar cursi y toda esa madre pero es la verdad, a mí mis jefes me enseñaron que en esta vida siempre hay que ir con la verdad por delante y esta morra para mí es como un suero de la verdad, no puedo mentirle ni ocultarle nada, eso puede ser contraproducente porque tampoco me veo capaz de negarle nada aunque en el fondo de su panocha sé que la vieja es buena onda y también me quiere.

Pero basta de sentimentalismos, a esta chava le hice estas fotos y ella me pidió que se las haga sabiendo que la quiero un chingo, tengo que pensar en cosas feas para que el pito no se me pare porque la gente se da cuenta y me debo ir al baño a calmar la locura de mi verga, pero esas nalgotas ya han pasado por mis manos solo que ella me tiene en un régimen de solo cochar una vez a la semana, si fueran más ya la habría dejado con varias bendiciones, además hace unas mamadas de verga que a cualquiera dejan en estado de shock.