8 julio, 2018

Dejando que mi compadre se adueñe de mi cuerpazo

Le dije hace poco a mi compadre que estoy un poco cansada de tener tan buenas nalgotas porque aunque vaya bien tapada por la calle siempre hay chaqueteros que me dicen piropos demasiado subidos de tono, en tanto calor no puedo andar en ropa ligera y me encantan sentirme libre y a todo esto él me dijo que lo único que puedo hacer es aceptar mi cuerpo y tomarme la vida con más humor y libertad, tiene razón! por su buen consejo estuve a punto de chuparle el machete pero me contuve, cuando llegué a casa le pedí a mi primita que me hiciera estas fotos, me tomé sus palabras tan en serio que a huevo no me detendré hasta que un buen macho alfa me clave la macana en el culo… a poco el rojo no me queda bien? soy una diablita!