2 julio, 2019

Con estas diablitas, sí me quiero ir al infierno!

Desde chiquito me enseñaron que debo comportarme bien, hacer el bien sin mirar a quién y siempre ser buen chico, pero mientras he ido creciendo he notado que hacer cosas desmadrosas y sexosas no siempre quiere decir que sea algo malo, estas viejas no son malas, son solo de «otra forma de pensar», no quiero enredarme mucho, en resumen ese estilo gótico y terrorífico les da un toque de sensualidad que a cualquiera vuelve loco.

Algunas sí dan miedo bien cabrón, pero imagínense domar a esas fierecillas infernales, orgasmearse con ellas debe ser a un nivel casi inimaginable, esa chucky me puede dar putazos hasta hacerme sangrar si quiere, yo jugaría con ella como la muñequita que es, da qué pensar, será que en el infierno la estarán pasando de poca madre?