22 septiembre, 2018

Después de la chamba la jefa quiere amor en su panocha

Bueno parece que el marido de la jefa no funciona, no se le para, el pito lo tiene solo para mear, ya me entienden y la vieja es neta una jefa bien chida, no me pide que me quede a hacer horas extra a menos que sea demasiado necesario y tampoco me mete presión, me deja trabajar y así es mejor porque cuando me meten presión en la chamba me pongo nerviudo y las cosas salen no muy bien, por eso le tengo mucho cariño.

Pero lo interesante de esta corta historia es que hace unas semanas al terminar una larga y extenuante jornada de trabajo ella me pidió que la acompañara a tomar unas chelas porque lo necesitaba, bueno yo también, pero se puso peda y me dijo que fuéramos a su casa y supe lo que iba a pasar, preparé la verga para la acción y no me equivoqué, al llegar en chinga se encueró la vieja y me dijo: "tómame fotos perro" abrió las piernas y mostró la panocha bien mojada y palpitando, se puso en poses bien sensualonas y después de eso me la cojí pero bien rico.