14 octubre, 2019

Días de placer con la nalgona de mi cuñada

Fueron días muy chingones la verdad, aunque haya sido prohibido, no debimos, mi hermano me va a dar madrazos de esos que no me daba desde cuando éramos niños, pero lo cierto es que el deseo que tenía de estar con esa mujer que ahora es su esposa, era muy fuerte y ella sentía lo mismo, por lo que con excusas bien elaboradas pudimos estar juntitos esas tardes en un hotel, ella estaba por momentos triste, pero luego se tocaba las chichis y la panocha y me invitaba a lamerlas.

Fueron días ricos, pocos, tres en realidad pero los disfrutamos el equivalente a tres años, ella me pidió que por favor tenga cuidado con las fotos, están a salvo solo que hago una excepción para que todos vean que las nalgonas son lo mejor del mundo, mama verga muy bien!