13 enero, 2017

Esta sexy güerita me manda fotos cachondas para que le dé chamba. Ya decidí que será mi asistente sexual de tiempo completo.

Cuando uno es funcionario las viejas se le pegan a uno como moscas y están dispuestas a abrirse de piernas para que uno les dé hueso, literalmente. A la mayoría les zampo el palo una vez y no las vuelvo a llamar, pero esta güerita es demasiado sensual para dejarla ir. Vino a verme meneando la cola en una faldita apretada que marcaba bien rico sus nalgas y con un escote que me tuvo con la verga tiesa durante toda la entrevista. Cuando me paré para despedirla vio la carpa que formaba mi reata en el pantalón y un par de horas después me mandó este pack de fotos cachondas con el mensaje «Espero me encuentre de su agrado y me dé la oportunidad de servirle».

A huevo que la vieja se ha ganado el puesto de mi putita personal. Ya me puedo imaginar mordiendo sus chichotas con pecas y lamiendo su pepita jugosa para beber sus deliciosos jugos de hembra joven, para luego zamparle la reata bien al fondo de su panocha de zorra y desquitar su sueldo hasta el último peso.