3 diciembre, 2018

La nutella pone bien cachonda a mi novia

No es por hacerle publicidad a esa delicia de los dioses, de hecho también le pasa lo mismo cuando tiene una barra de chocolate en las manos, es como microorgasmos que ella tiene por cada mordisco que le da a la barra o en este caso a ese pinche manjar marrón oscuro, ella la última vez sí que se pasó de lanza, mientras yo ya me comía mi emparedado ella chupó su dedo lleno de esa masa y luego con el mismo dedo se frotó a panocha.

Di la vuelta para recoger una cuchara que se me cayó y cuando me levanté ella ya estaba encuerada y tocándose las chichis, fue un desmadre total, me la iba cojer como es lógico pero el problema era que su jefa estaba a punto de regresar de la tienda, tuve que amenazarla con meterle una sandía en el culo para que se ponga la ropa de nuevo, ella me dijo “ay sí! una sandía!” le prometí hacerle un fisting pero solo si se volvía a poner la ropa, lo hizo pero le tomé algunas fotos porque ese cuerpo es de otro mundo.