23 marzo, 2017

La sonrisa de esta vieja me enamora, pero sus chichis son un manjar, con ustedes… mi cuñada!

Soy traicionero muchas veces, pero es que me dejo llevar por el instinto y cuando veo dos buenas chichis para apretujar y jugar con ellas simplemente me olvido de todo y me vuelvo un chango salvaje, me sale el instinto y con eso no puedo, ni siquiera si se trata de mi cuñada quien es una vieja realmente hermosa, buen culito, hermosa sonrisa que enamora a cualquiera pero pendejos… lo mejor de esta huila son sus chichis y son un verdadero manjar de los dioses, tiene buena actitud y es mi cómplice en este jueguito sucio para nuestro propio deleite sexual, es muy dócil miren nada más cómo se deja agarrar las ubres, era imposible no coger con esta diosa!