Lorena me pide aventón, no me esperabá que fuera tan puta

Amateur 83 Visitas

Estaba regresando a la ciudad cuándo me encontré con Lorena, una morra que iba pidiendo aventón, se ve que había estado un buen rato en la calle, yo sólo noté el vestidito negro que traía, que suerte la mía que me detuve por ese par de nalgas, y es que si quería cogermela desde un principio, nunca pensé que iba a aflojar tan rápido, me platicó de su trabajo y de la escuela, pero no pasó mucho tiempo cuando tomó mi mano derecha para chuparme los dedos y después introducirlos en su coño mojado y caliente, me volví loco y casi me estrello, así que me la lleve al motel más cercano que pudimos encontrar, ahí me di grasa con ese culito insaciable y con esa boquita que no paraba de mojarme la verga sucionando y gimiendo por más.

Comentarios