30 agosto, 2019

Madura nalgona recibiendo una verga como se merece

Es una madurita de esas que quieres que te enseñen cosas chingonas del sexo, es amiga de mi madre jaja, eso es raro, es que no es tan madura pero sí es mayor que yo por unos 15 años, la neta se ve muy joven, va al gimnasio y toda la mamada, me gustan las chicas que se cuidan y ella es una de esas, por eso es que conserva unas nalgotas así de grandes y hermosas, ni qué decir de sus piernotas, acariciarlas son una cosa bien chingona.

Una mujer así merece una vergota grande, como la mía, los genes de mi padre me ayudaron a tener este pito que finalmente le causaron dolor, placer también, remecieron su mundo como ella misma me dijo al final del sexo, me dio un beso y me agradeció, «si fuera yo más joven sería tu novia» fue lo que me dijo antes de ir a casa de su suegra.