9 noviembre, 2019

Me clavó la verga aunque le dije que no

Puta madre sí que hay vatos insistentes, me dijo para ser su novia pero le dije que no, porque ahora mismo prefiero estar sola, ya he pasado por relaciones tormentosas y no quiero más, al menos por un tiempo quisiera estar solita, pero miren a este pendejo, tanto me insistió que terminamos coshando rico, él me besó y me acarició una nalga, me molestó pero lo hizo bien, quise apartar su mano pero insistió y no pude más, me cogió muy rico, nos fuimos a un hotel y me dijo que si no podía ser su novia al menos probaría mi panocha.

Así fue como pude darme cuenta de que tal vez no sería mala idea, me clavó la verga tan rico que en realidad lo pensé, pero no lo sé todavía, lo único que sé es que la pasamos bien, eso no lo voy a negar.