19 marzo, 2017

Me gustan demasiado mis chichis, tanto que mi panocha se pone así de húmeda y viscosa

Estoy demasiado encantada con mis chichis, son muy firmes y parecen melones, a veces sueño por las noches que las exprimo y sale un néctar de dioses y que mi novio se la toma para en seguida agarrarme a vergazos como tanto me gusta, en serio putos, tengo tanta suerte de ser talla extra puta porque me masajeo y las estrujo tanto que mi panocha responde al llamado de sexo duro y termina así como pueden ver… muy mojada y viscosa lo cual es señal de que ya me pueden chingar hasta tres pitos al mismo tiempo. Trato de evitar que se enamoren de mí pero a veces es inevitable aunque si puedo aceptar dar una que otra mamada pero por ahora no busco nada serio, solo sexo salvaje y muy casual…