10 mayo, 2019

Mi esposa quería dormir, yo quería entrar por su culo

A las finales ya yo también estaba con un poco de sueño y me dieron ganas de dormir, pero ella levantó las nalgas de forma graciosa como diciéndome con su culo «no pares culero, masajéame el huequito», así que me sentí mejor, no tan mal por estarle tocando las nalgotas mientras dormía porque ya sabiendo que estaba complacida por mis masajes entonces continué, qué suavecitas son!

Ella seguía durmiendo, seguía con eso de querer soñar con el Ryan Gosling, pero yo como buen esposo la traje de vuelta a tierra firme y le dije que no se venga con mamadas, que mi verga tampoco es pequeñita, es decente y da buen sexo, para que sepa con quién se está metiendo lo que hice fue tomarle algunas fotos y ver las opiniones de los compañeros, soldados de batalla sexual de Internet, les gusta este culote?