10 julio, 2018

Me encanta que mi novio se venga en mi papaya

Estos días no han sido muy buenos para mí, mis jefes me han dado un ultimátum y tengo que conseguir una buena chamba y aportar con los gastos de la casa pero a mí me gusta andar encuerada en mi habitación y cuando estoy en casa de mi novio también, así que como acto de rebeldía me fui unos días sin decir a dónde iba y vaya que hicimos muchas travesuras, aunque esa sensación de tristeza se notaba en mi cara, pero dejar salir mi instinto de piruja me hacía sentir un poco mejor, fue un buen momento ser chingada muy duro y esa fijación que tengo de que mi novio no se corra dentro de mi panocha sino en los labios vaginales, así da una sensación de estar rebosando de leche, esa sensación de leche calientita es muy chida…