2 octubre, 2019

Mi prima es una mamá luchona y a veces putona

Como ahora por ejemplo, siempre me ha dicho que de todos los primos soy el más chingón y ya ven, cómo me pasa su pack sin que yo se lo esté pidiendo, es por eso que ya tuvo una bendición y no la juzgo porque es muy madura para tener 23 años, pero esas ganas de siempre hacer desmadre fue lo que la llevó a ser una mamá luchona tan joven, aunque se ve muy bien, como si nada hubiera pasado.

Yo estaba en la chamba cuando me mandó estas fotos, me dijo que siempre pensaba en mí y que las reuniones familiares en casa de mis tías no estaban completas sin mí, a veces se pone así de sentimental, luego se toma fotos y me las manda, ya le dí sus buenos arrimones por si se lo preguntan, pero no nos cansamos de eso, ella menos.