14 febrero, 2020

Mi werita madura mostrando la rayita

Me contó que se separó de su esposo y el proceso fue muy doloroso, se van a cagar de risa pero me lo contaba mientras nos tomábamos unas caipiriñas en un bar cerca de la playa en Quintana Roo, saben es de esas viejas gringas que vienen a veranear y habla español muy bien, eso ayudó, también le conté de un desamor que tuve y eso nos ayudó a identificarnos uno con el otro, nos besamos mucho ese día, fue un ocaso hermoso el que vimos juntos. Por la noche las cosas se pusieron muy calientes, saqué el celular para grabarla, acerqué el celular a su panocha y me dijo "qué esperas? tómame fotos, rómpeme toda!", la neta esa panochita blanca, madura y casi divorciada le dio un sabor especial a esa pepita rica.