9 agosto, 2019

Mis amigas y yo también queremos vergas negras!

El otro día estábamos pasándola de poca madre en una pijamada que organizamos, así como cuando éramos morritas, pero ya estamos grandes y la pasamos bien pero esta vez hablamos cosas de chicas grandes, el otro día dos de mis amigas se tocaron las chichis e hicieron desmadre, pero nos quedamos con la boca babeando cuandos nos pusimos a ver porno, me quedé estupefacta al ver una serie de videos y fotos de viejas lindas tragándose vergotas africanas, pero de esas que asustan, que parecen de otro mundo.

Noté que mis amigas se excitaban, estábamos todas con tantas ganas de sexo que nos fuimos a dormir pero cada una se frotaba la panocha, platicamos sobre lo mucho que queríamos mamar una verga así, aunque no cupiera en nuestras bocas, me quedé con muchas ganas la neta.