10 septiembre, 2019

Mis conversaciones de WhatsApp ahora sí son chidas

Antes solo platicaba con la doña que me vendía suministros para oficina y era muy aburrido, nunca he sido de platicar mucho por WhatsApp, siento que esa madre nos limita más que acercarnos, porque ahora todo es muy frío y se presta a malos entendidos, hasta que conocía esta chava, una estudiante universitaria y que al mismo tiempo trabaja, eso me gusta en las chicas, que sean de armas tomar y que luchen por salir adelante.

Pero lo mejor de ella sin duda es que tiene unas mamarias que son para chupar y no parar hasta el día del juicio, ella se ha dado cuenta de que la miro con cierto amor, pero no solo eso, quiero estar con ella, creo que tengo muchas chances de que eso pase y más ahora que ya me mandó su pack, nadie lo filtró ni nada, ella misma me lo mandó, puta madre esas sí son chichis.