29 junio, 2018

Me penetró la papaya y el culo sin piedad

Si un buen tequila con sal no me ponen como loca lo que sí lo hace es ver a centímetros de mi cara una buena corneta y sinceramente la que tiene el amigo de mi marido es de temer, pero para no hacerles larga la historia les cuento que todo esto ha sido con la aprobación de mi querido esposo y de hecho su amigo es quien me tomó del trasero y tras unas caricias para lubricar bien la panocha procedió a cojerme, pero es una de esas cojidas que en verdad me hacen gozar como nunca, sobre todo porque sé que me están grabando y que no solo mi mariachi me verá, sus amigos y todo Internet, no vayan a pensar que soy una vieja huila… solo trato de disfrutar la vida, así de calientes somos las latinas cabrones!! ¿a poco no tengo buen culo?