12 abril, 2018

Paseando en el coche se le antojó mi verga

Ese día no teníamos mucho qué hacer, ver tele daba mucha hueva y mi cuñada estaba conmigo en mi casa, le propuse salir a pasear bien chido todo para despejar la mente y olvidarnos de los problemas cotidianos de nuestro país y ella sin problemas aceptó, en el camino me contó cosas muy privadas, la neta no sé cómo llegamos a tocar temas de ese calibre y alto contenido sexual pero qué bien que fue así porque lo que vino después fue una chingón.

Literalmente la pendeja estaba excitada y yo ya me había dado cuenta por el aroma a puta que sentía dentro del coche así que sin perder más tiempo me desvié del camino y estando alejados de la carretera la vieja se quiso encuerar pero al ver mi verga totalmente erecta procedió a comérsela todita, esta cuñadita que tengo es a toda madre y lo mejor es que prometió no decir ni una palabra de esta mamada que me hizo en los matorrales a un lado del coche, fue un día raro pero chido a fin de cuentas.