7 julio, 2018

Le encanta probarse lencería y posar para la cámara

Ella me estaba pidiendo una lencería por su cumpleaños pero era tan insistente que me recordó cuando yo era todavía un mocoso y le pedía a mis padres que me compraran una PlayStation 2, cómo me iba a oponer al pedido de una morra tan hermosa y con muchas ganas de sexo, por supuesto que se la compré y de color rojo que en ella le queda muy chido pero con un accesorio adicional que era un pito de plástico para que la penetre mientras yo le coloco el miembro en otros huecos, no me van a negar que el poto de la mina está delicioso y curiosamente esa noche nos hicimos miembros de un conocido portal Web de sexo, hemos entrado por la puerta grande y ella quedó impactada de tanto cojer que necesitó un descanso antes de seguir.