7 julio, 2019

Se encueró porque perdió apuesta y le gustó

Esto de jugar póker con chicas que tienen ganas de ser algo así como la versión femenina de «Ocean’s Eleven» tiene grandes recompensas, hay que practicar porque no todo se puede dejar al azar, es como cuando te tocan barajas chingonas y tienes que saber qué hacer con ellas porque sino valiste madres, bueno yo supe qué hacer y previamente le aposté que si me ganaba le daba mi salario del mes y si ella perdía, pues ya pueden ver qué apostó, eso es por confiarse mucho.

Pero no se arrepintió, muy por el contrario mientras se desnudaba y mi verga se ponía gradualmente más dura, me iba contando sobre las experiencias y el aprendizaje que es la vida, «a veces se gana… a veces se pierde, hay que disfrutar la vida» fue su confesión mientras le tomaba las fotos para después cogérmela junto a esa escalera de madera que ella usó para apoyarse y levantar más el culo.