9 diciembre, 2019

Un acercamiento mórbido a mis enormes chichis

Todo empezó con una apuesta, yo pensé que ya sabía cómo ganar en el póker hasta que mis amigas me demostraron que ellas son las reinas de las apuestas y de la putería, por eso tuve que mostrar las ubres a un grupo de amigos que miraba esa intensa partida, saben qué? antes me daba pena, pero desde ese incidente mamario ahora tengo ganas de hacerlo más, me gustó... quiero que las chichis me las miren y si tengo la suerte de encontrar al amor espero que me las sepa chupar, de pronto el instinto materno se me despertó.

No sé un carajo de fotografía, pero creo que puedo aprender, de hecho ya sé que estos primeros planos de mis ubres se ven impactantes, me gustan los pezones rosados, pero los marrones son lindos también y sabor a vainilla, me lo han dicho ex nobios, están buenas?