16 abril, 2018

Un domingo hermoso en que me chingué a mi prima

Como pueden ver la morra es muy creyente, va a misa y toda esa madre que yo respeto, soy un bato súper buena onda pero digamos que no soy tan creyente como ella pero lo importante de todo esto es que un domingo la acompañé a misa porque mi linda prima no tenía con quien ir, fuimos, todo chido… sin problemas pero cuando estuvimos ya de regreso al parecer ella estuvo con ganas de pecar.

Ni por un momento se me ocurrió que esto podría pasar, pero es linda, me gusta, si tuviera más chichis sería ideal pero igual la quiero un chingo, pero algo pasó porque empezó a encuerarse ante a mí, nadie estaba en casa, me dijo que hace mucho que no cogía con nadie y ya era momento de cochar para calmar las necesidades de su panocha, primero quise tomarle estas fotos y ella no se opuso, es más la pendeja mostró el culo y la panocha sin pena mostrando el peluche y obviamente cochamos como dios manda!