6 octubre, 2019

Una chichona canadiense en casa haciendo desmadre

Fue toda una aventura conocer a la Jennifer, una canadiense que se ha venido por unas semanas a Cancún y la estamos pasando de poca madre, esas gringas tienen algo que no sé explicar bien, pero a uno lo vuelven loco, debe ser porque son un poco más altas y tienen un culo hermoso, será su cabello, ella me acompañó a mi habitación y ya habíamos tomado unas cervezas, estaba con ganas de sexo, se quitó la ropa poco a poco mostrando las chichis.

Luego se tocó la panocha con el calzón puesto, ufff… ya con eso se ganó mi amor, pero me decía que tenga paciencia, hasta que por fin me dejó lamerle todo, le puse la verga hasta en los ojos!, bueno no pero estuve a punto. Estas fotos son de cuando todavía estaba calentando motores.