5 agosto, 2017

Una morra fresa pero de panocha abierta a todos

Me cagan las niñas fresas, lo admito aunque se vean tan bonitas y chidas pero tengo que admitir que muchas de ellas son demasiado atractivas y tentadoras, tanto que me las quisiera cojer a lo bruto, con todo el sadismo del mundo y sobre todo a esta morra como la pueden ver en realidad no es una amiga ni nada, solo es una conocida de la Universidad, la veo siempre con sus amigas caminando de un lugar a otro con vatos fresones y vaya que la pasan bien, me gustaría hacerle probar un buen pito de pueblo para que se convenza de que nosotros también sabemos pasarla bien en el sexo y con esa puchita rosada le haría un favor enorme con mi lengua. Este pack ya hasta los maestros lo tienen!