28 abril, 2017

Mi vecina vecina madura infiel es una zorra de primer nivel la muy puta

Cuando me mudé de casa supe que iba a hacer una etapa de muchos cambios donde me iba a tener que adaptar y acostumbrar a tener por completo una nueva vida. Pero lo que sí jamás me pude haber esperado, fue que cuando me mudé de casa ahora me tuviera que coger a mi vecina casada. Y es que su marido trabaja en otro Estado, así que tenía que ir durante un mes para trabajar y dos semanas llegaba para descansar. En ese mes era un mes de puro sexo salvaje que tenía con su esposa, ya que al parecer el tiempo que el tenía con ella no lo usaba para satisfacerla como ella quería. Al menos eso era lo que ella me contaba como razón para verle la cara a su esposo y pedirme que fuera diario a su casa para que le de su buena dotación de verga que necesita su panocha mojada.