14 mayo, 2019

Ver el culo de mi wera me pone pensativo

Me siento muy feliz de poder chingarme a esta werita, nos conocimos estudiando en la Universidad de Yale, sí estuvo chido estudiar ahí, pero he tenido que regresar a atender algunos asuntos familiares y empiezo a echar de menos el culito de mi wera, una novia de las más chingonas y que al momento de coger enloquece, se vuelve en una especie de fiera, me está mandando packs de fotos de su rabo, lo más hermoso que tiene aunque al mismo tiempo se me hace que por ahí han entrado más vergas de lo que ella me ha dicho.

Pero igual la quiero, aunque no puedo evitar pensar sobre la cantidad de veces que le habrán dejado mecos ese hueco, habrá hecho tríos y orgías? ya saben cómo son esos culeros de fraternidades, chingan pero que ni yo en mis mejores tiempos de antros, espero traerla pronto a Puebla para que se adapte a mi forma de parrandear y que no vuelva a ver al John, su ex novio.